CONSEJOS EN CASO DE ENVENENAMIENTO

A contiuación os voy a resumir el protocolo de actuación que recomienda la “red de veterinarios contra el veneno en Andalucía”, o dicho más claro, qué es lo que debes hacer si tu perro come comida envenenada en cualquier lugar, ya sea un parque, en la calle, plaza etc.

1º.- No perder la calma, amarra bien tus nerviosy NO TOQUES NADA ya que puede resultar muy tóxico al contacto con tus      manos.

2º- AVISA INMEDATAMENE A LAS AUTORIDADES. El uso de cebos envenenados está tipificado como delito grave. Las autoridades levantarán acta recogiendo toda la información relevante y, en su caso, levantarán y precintaránlos cebos y en su caso cadaveres para ser analizados.

3º- ATENCIÓN VETERINARIA. Si hay animales domésticos afectados vivos, hay que llevarlos inmediatamente a un veterinario. Mientras tanto, los veterinarios recomiendadn darles AGUA CON SAL para provocarles el vómito, tres cucharadas por vaso de agua.

4º- PRESENTA UNA DENUNCIA. Aunque no exista un sospechoso, es recomendable denunciar el caso, ya que puede evitar otros posibles envenenamiento. La denuncia la puedes presentar ante el SEPRONA y en la Consejería de Medio Ambiente. Las penas penas contemplan multas y cárcel.

Si el envenenamiento sucede en el casco urbano contacta con la Policía Local y/o a la Guardia Civil, ellos son los que deben personarse en el lugar y acordonar la zona, y en su caso, solicitar la colaboración del SEPRONA.

Si se produce en el campo llama al SEPRONA: 062

Teléfonos de la Consejería de Medio Ambiente (Junta de Andalucía):

Almería:   955 012800                Cádiz:      956 008700

Córdoba: 957 001300                Granada: 958 026000

Huelva:    959 011500                 Jaén:       953 368800

Málaga:   951 040058                 Sevilla:     954 003400

Espero que os sea de utilidad y que nunca tengais que utilizarlos¡¡perro-chistoso

AGRESIVIDAD ENTRE PERROS QUE VIVEN EN LA MISMA CASA, Artículo de la web comportamientoanimal.com

Uno de los problemas que mas ha llegado a consulta este ultimo tiempo es las peleas entre dos perros que conviven en una misma casa.
Generalmente, cuando los propietarios relatan dicho problema, cuentan que tienen dos perros(por lo general del mismo sexo y de mas de un año de edad) que convivían perfectamente, y de la noche a la mañana comenzaron a tener peleas que con el paso del tiempo se tornaron mas frecuentes y cruentas, hasta llegar al punto de tener que colocar a los perros en distintas partes de la casa ya que de lo contrario los resultados podrían ser terribles…
En estos casos el dueño puede o no encontrar la causa primaria del desencadenamiento de la agresividad. Esto es de suma importancia ya que generalmente tiene que ver con los recursos críticos. Recordemos que los perros son animales gregarios (que viven en grupos) y con una jerarquía bien definida, es decir, hay un orden de mando que es mas o menos estable en el tiempo.
Partiendo de esta base, podemos decir que los de mas alto rango tienen acceso en forma primaria y a veces exclusiva a los recursos críticos. Pasamos a enumerarlos: Comida, agua, lugar de descanso, pareja sexual o compañero, juguetes, persona/s favorita/s.
Si tenemos en cuenta estos recursos podremos llegar a entender o predecir que es lo que generara el conflicto. Cada perro puede tener una predilección por alguno de ellos, algunos con la comida, otros por una persona, otros por su lugar de descanso, etc.
Por ejemplo, podemos tener un perro que no tenga ningún conflicto en compartir su colchoneta con otro perro, pero nunca compartirá su pote de alimento, a su vez podemos tener un perro que no dejara a ninguno dormir en su colchoneta cuando el este, pero no tendrá problema en comer del mismo pote con otro.
Pero sin dudas, el recurso que mas habitualmente causa conflictos entre perros y que mas desapercibido pasa para los propietarios, es el de la persona favorita, mejor dicho, la atención de la persona favorita. Para ellos nosotros somos fundamentales, el perro como especie domestica es sumamente dependiente (nosotros les damos paseos, comida, afecto, juegos) por lo tanto somos su tesoro mas preciado. Esta situación lleva a que se desencadene competencia entre perros que conviven en la misma casa.
Sin duda conocemos miles de casos de perros que conviven juntos y no tienen problemas, entonces, ¿por que en algunos casos hay problemas y en otros no?
Para que el conflicto se de, necesitamos ciertos factores o características que den el caldo de cultivo ideal para que el problema se geste. Suelen ser perros del mismo sexo y llegando o en edad adulta, muchas veces con una socialización deficitaria, con poca o nada ejercitación física y por sobre todo y como factor mas importante la falta de control y liderazgo por parte de su dueño.
En reiteradas ocasiones notamos que los dueños no tienen demasiado liderazgo sobre su perro, pero sin duda sienten un gran afecto por ellos y deciden traer otro perro a la convivencia, en muchos casos el primer perro tiene problemas y fantasean con que la llegada del nuevo perro mejorara dichos problemas. Muy lejos de ello, en la mayoría de estos casos terminan los dos perros teniendo problemas.
El tiempo en que comienzan los conflictos no suele ser generalmente en el comienzo de la relación, ya que cuando el nuevo perro aun es cachorro, no hay demasiado problema. 
Cuando comienza a llegar a la adolescencia (alrededor de los 8 meses) comienzan a aparecer ciertas situaciones de conflicto que muchas veces pasan desapercibidas para el dueño (miradas, posturas, actitudes, etc.). Para cuando los conflictos se hacen habituales y notorios, el problema esta fuera de las posibilidades del propietario para solucionarlo por si mismo.
Es muy importante contactarse lo antes posible con un profesional ya que en estos problemas el tiempo es un factor determinante, una vez que los perros no pueden estar en el mismo ambiente sin agredirse, las posibilidades de instaurar un tratamiento y que el problema mejore, disminuyen drásticamente.
Tampoco si los perros se pelearon una vez, tenemos que reubicar si o si a uno de ellos, pero sin duda es un alerta de que algo no esta bien no solo en su relación sino en el sistema (familia mas perros).
No es la idea de este articulo darles una solución mágica si están teniendo este problema, ya que cada caso es único e irrepetible (como todo ser vivo). Entonces, debemos pedir ayuda de alguien que pueda evaluar las causas del problema, que pueda indicar los pasos a seguir para solucionarlo y sobre todo que nos de un pronostico de la probable evolución del caso.
Lo que si podemos recomendarle es que si tiene un perro siga los siguientes ítems:
Socialícelo de cachorro (habilidades sociales evitan conflictos)
Dele ejercicio apropiado (dependiendo de la edad y la raza, algunos necesitan mas otros menos)
Establezca pautas y limites (no deje que su perro haga lo que le plazca, si no puede manejarlo pida ayuda rápidamente).
Sea afectuoso pero no en demasia (recuerde que algunos gestos de cariño de nuestra especie son tomados como gestos de sumisión para la especie canina).
Si los puntos anteriores están cumplidos para su perro, seguramente no habrá problema en incorporar otro, igualmente si lo va a hacer trate de que sean de diferente sexo (esto disminuye mucho la probabilidad de conflictos).
Mariel e Ignacio
Facultad de Cs. Veterinarias (UBA)perros-sentados-mesa-foto-graciosa-animales

CÓMO ADIESTRAR A TU PERRO, de la web lealcan.com

Esta es la primera pregunta que nos viene a la cabeza cuando llega un nuevo miembro a la familia o surgen dudas sobre el comportamiento de nuestro perro cuando ya convive con nosotros; ¿cómo adiestrar un perro?

En muchas ocasiones vivimos determinados momentos en los que no sabemos interpretar lo que le ocurre a nuestro perro, nos desespera y suceden situaciones que se nos escapan de las manos, en este caso empezamos a pensar si debemos castigar al perro, gritarle, utilizar correcciones, ignorar su comportamiento, reforzarle, etc., y eso nos esta indicando que necesitamos la ayuda de un profesional.

Lo primero que debemos plantearnos, es la línea de trabajo que queremos seguir y la relación que queremos mantener con nuestro perro, recomendamos usar técnicas de Adiestramiento en positivo, que es una filosofía de trabajo en la que no se utiliza el castigo positivo (aparición de algo desagradable para el perro) evitando de esa manera correcciones innecesarias. Se basa en buscar la motivación y el vínculo con nuestro perro, utilizando refuerzos que le guíen hacía comportamientos que queremos que repita, en vez de centrarnos en corregir los indeseados. Esta filosofía nos permite relajarnos en la relación con nuestro perro, ya que busca la colaboración en vez de la confrontación y es un alivio sentir, que no tienes la necesidad de imponerte continuamente a tu perro buscando “dominarle”, esto comienza desde el momento en el que empezamos a utilizar términos como “señal verbal” en vez de “orden” o “comando”, para referirnos a la palabras que vamos a utilizar para comunicarnos con él y que preceden a una acción deseada como sentarse, tumbarse, acudir a la llamada, etc. De esta manera conseguimos que las acciones no se hagan por miedo, sino porque le motive hacerlas.

¿Cuándo es la edad adecuada para adiestrar a un perro?

Esta es otra duda que nos viene a la cabeza cuando decidimos llevar a casa un cachorro y la respuesta también esta directamente relacionada con el método de trabajo que elijamos: Mientras que en el adiestramiento tradicional, normalmente losadiestradores nos indican que debemos esperar a que el perro sea mayor para poder trabajar con ellos, en el adiestramiento en positivo, podemos comenzar a educarle desde que llega a casa y esta diferencia radica fundamentalmente en que en eladiestramiento tradicional, se necesita que el perro sea suficientemente mayor como para asimilar las correcciones, los castigos que se van a utilizar y material como collares de ahogo, de púas, eléctricos, etc., mientras que en adiestramiento en positivo podemos empezar a educar a nuestro cachorro desde que llega a casa y está con nosotros, afrontando el aprendizaje de una forma innata a través del juego. Naturalmente estamos hablando de la organización y las normas básicas que utilizaremos en casa para una buena convivencia y de los juegos educativos que le ayudarán a desarrollarse, teniendo siempre en cuenta que es uncachorro y debemos dejarle disfrutar de las primeras etapas del desarrollo dejándole ser lo que es: un cachorro. Al escribir sobre educación canina o adiestramiento canino, también nos puede aparecer la duda sobre cómo plantearlo correctamente. Existe una forma sencilla de hacerlo: Educación canina se refiere al trabajo de un educador canino hacia los guías del perro, enseñándoles cómo deben relacionarse con el perro mientras que adiestramiento normalmente se utiliza más para referirnos al trabajo directo con el perro.

Cuando hablamos de técnicas de adiestramiento tradicionales, se suelen utilizar muchos términos como dominancia, el líder de la manada, etc., pero son términos un poco confusos y que nos aportan poca información a la hora de diagnosticar de forma correcta un problema de comportamiento en nuestro perro, ya que probablemente como se ha extendido tanto su uso, no damos todos la misma interpretación a la palabra dominancia, cuando se usa para explicar una acción que realiza. Como ejemplo podemos poner, algún caso de personas que nos llaman comentándonos que su perro es dominante porque coge comida del suelo en el parque y aunque le apartan, sigue intentando comérsela, pero lo cierto es que el hecho de que sea un perro dominante, seguramente sea la explicación más alejada de la realidad y que si nos explican detenidamente lo que sucede y cómo es su alimentación, obtendremos una información muy valiosa para encontrar una forma adecuada de modificar su comportamiento.

Por otro lado tenemos el termino erróneo de “líder de la manada” si lo utilizamos para referimos a un grupo familiar, en el que conviven personas y perros, ya que una manada, solo la pueden formar animales de la misma especie. Puede ser correcto utilizar la palabra líder, si entendemos como tal una persona que guía, pero cuando pasamos a la definición en tanto que jefe de grupo, puede dar lugar a confusión, ya que en una casa, nuestro perro seguirá las indicaciones de todos aquellos miembros que se comuniquen de forma adecuada con él, no de una sola persona de la casa que ejerza de “jefe” autoritario. Si llevamos esa idea y esa línea de trabajo, solo conseguiremos restar oportunidades al resto de miembros de la familia  que no castigan o trabajan de forma brusca con el perro.

Aunque busquemos en Internet “¿Cómo adiestrar un perro?” y encontremos información para entrenar con nuestro compañero, debemos tener en cuenta que lo mas recomendable es buscar un educador canino adecuado, ya que valorar la información que aparece puede ser complicado y en vez de solucionar un problema, podemos agravarlo sin querer por no saber escoger el camino correcto.

Hay problemas de comportamiento como ansiedad, hiperactividad, agresividad, que requieren de una consulta con un especialista para evaluar la situación ya que cuanto más tiempo lleva produciéndose el problema, más laboriosa será la modificación de conducta, por lo que si notamos que nuestro perro ladra en exceso, llora, rompe objetos en casa o simplemente queremos mejorar el control en obediencia y tenemos dudas sobre cómo llevarlo a cabo, lo mejor es contactar con un especialista en comportamiento.

En este contexto nos puede surgir otra duda en referencia a un término muy extendido, pero que a veces no se utiliza correctamente: Etólogo. La etología es aquella rama de la biología y de la psicología experimental que estudia el comportamiento de los animales en general, no solo canino, y que una persona nos indique que es etólogo, nos puede aportar poca información sobre su formación con respecto a los perros, que en este caso es lo que nos interesa y conviene indagar un poco más sobre si eseducador canino, veterinario, psicólogo, biólogo… y cual es su formación y experiencia.

Es importante diferenciar si nuestro perro tiene un problema de comportamiento o si existe algo que, aun siendo normal en su comportamiento, supone un problema para nosotros. Pondré algunos ejemplos para que se vea más claro: Si nuestro cachorro se hace pis en casa, en un principio no es un problema de comportamiento, pero si repercute en un problema de higiene para nosotros, tendremos que enseñarle. En cambio si nuestro perro tiene un problema de ansiedad por separación (que sí sería un problema de comportamiento) y en vez de destrozar cosas en casa (que sería un problema para nosotros) solo llora, pero vivimos en una zona donde no molesta a nadie, para nosotros no supondría un problema directo, pero lógicamente tendríamos que poner solución, ya que nuestro perro lo estaría pasando mal y nosotros somos responsables de su bienestar. Una buena empresa deadiestramiento canino nos ayudaría a comprender y analizar el problema.

Que el problema tenga mejor o peor pronostico, depende de nosotros y de nuestra implicación, así que no debemos dejar que se consolide el problema durante mucho tiempo como hemos indicado antes, ya que si nuestras fuerzas han llegado al límite cuando llamamos a un especialista y hemos puesto un plazo de tiempo para solucionarlo o nos hemos planteado buscarle otro dueño, el pronostico empeora y aunque la solución del perro pudiera ser fácil, a lo mejor en el ambiente en el que vive, la solución se haría más larga.

También hay gente que nos comenta que “su perro le ha salido malo” y aunque puede haber perros que nos den más o menos facilidad a la hora de trabajar, hay muchos factores asociados a su comportamiento como la socialización y estimulación temprana, la línea de trabajo que elijamos, el tiempo que le dediquemos… esto es lo que marcará la diferencia fundamental, entre un perro “bueno” o “malo”. Nosotros ponemos los límites en nuestra casa, si se pueden subir al sofá, a la cama, etc., pero no tiene porqué que ser una norma obligatoria, lo único que debemos hacBebé-Durmiendo-Con-Perro-Pitbuller es ser coherentes con la decisión y buscar un consenso familiar, para que todos estén de acuerdo con la decisión adoptada y podamos disfrutar de la convivencia, durante todo el tiempo que nuestro perros nos alegre con su presencia, el perro más longevo del mundo llegó a 26 años.

SOBRE LOS PERROS, Artículo de Hanibal Bueno en la web hablandodeciencia.com

Los perros (Canis lupus familiaris) son mamíferos carnívoros domésticos de la familia de los cánidos. Esta familia incluye entre otros a los zorros, coyotes y lobos. Como es conocido, es de este último animal del que procede el perro. Más concretamente de la especie del lobo gris. Los restos fósiles y diversas investigaciones genéticas han determinado que hace aproximadamente unos 100.000 años uno -o unos- de estos lobos grises se acercó más de lo habitual a un grupo de humanos, quizás movido por la necesidad de alimento, quizás por enfermedad, o por curiosidad inusual. Debió recibir cierto feedback o cierta aceptación y decidió volver, una vez, y otra, hasta que fue integrado en la manada de Homo sapiens en un acto hasta la fecha inédito, conviertiéndose en -dicen- la primera mascota de la historia. Todo esto ocurrió en Asia.

Pero estamos hablando de lobos. El perro en sí podemos considerar que formaba parte de comunidades humanas -según las evidencias a día de hoy- desde hace unos 31.000 años. Durante el proceso de domesticación del lobo-perro muchos cambios evolutivos se produjeron para adaptar a este animal a su nuevo entorno. Ciertas características iniciales fueron desapareciendo y otras nuevas iban incorporándose al fenotipo del animal. Los criterios para la supervivencia habían cambiado drásticamente y ahora lo que les hacía mas aptos o menos para sobrevivir eran otras cosas. Por ejemplo, su sistema digestivo cambió y pasaron de ser carnívoros a omnívoros.

Pero existen otras características que los perros adoptaron y que son muy interesantes, algunas propias de cualquier animal domesticado:

  • La carencia de agresividad hacia el hombre. Al convivir con él debían ser pacíficos por lo tanto sólo aquellos que tenían una convivencia constante y pacífica tenían grandes posibilidades de sobrevivir y tener descendencia con las mismas características.
  • La adaptación a la alimentación humana. Modificando su espectro de nutrientes.
  • La adaptación a los nuevos refugios. Haciendo en muchos casos innecesario el pelaje o camuflaje.
  • Adaptación sensorial. Al no depender de la caza y ser en cierto modo carroñeros, sus sentidos perdieron algo de precisión.
  • La empatía con el ser humano, sobre lo que me detendré al final del artículo.

Pero la forma en la que ha evolucionado este animal no es fruto únicamente de una nueva asociación de cierta simbiosis con otra especie. El hombre ha intervenido mucho en ello. Desde siempre hemos tratado de aprovechar lo que ciertos animales nos aportaban para que nos “echasen una mano con nuestras cosas”. De modo que se comenzó a adiestrar a los perros para tareas como:

  • La caza
  • El cuidado de ganado
  • Perros guía (más recientemente)
  • Perros para rescates en alta montaña
  • Perros policía

Cada uno de estos adiestramientos se realizaba generación tras generación. Es decir, los mejores ejemplares de estos animales, los que cumplían mejor su función en el campo para el que se les estaba entrenando, eran luego los que tenían descendencia, transmitiendo sus genes de ‘buen cazador’, ‘buen pastor’, etc… y mejorándolos generación tras generación por este proceso selectivo. Hasta el día de hoy en el que tenemos perros totalmente expertos y eficientes en su “profesión”. Pero la cosa no queda ahí. También se han moldeado (como el que tiene un torno con barro y va dando pequeños roces en cada vuelta para conseguir poco a poco la forma que quiere, pero a nivel genético) a esta especie animal para obtener aspectos físicos determinados: razas concretas por mera estética. De ahí que hoy en día existan más de 900 razas de perros. Dicen que es el mamífero del que más razas se conocen. Incluso hay concursos de belleza, donde los ejemplares van siendo cada vez más ‘perfectos’ estéticamente (aunque a veces a nivel orgánico les suponga algunos problemas).

Todo este proceso de cambios fisiológicos, para mí, es una prueba brutal del proceso evolutivo y de su funcionamiento, de la teoría de la evolución y de como una especie se transforma en otra (es más fácil verlo por ejemplo en bacterias, pero para la gente que no tiene un microscopio a mano y aún duda de la evolución [¿la hay?] esto debería ser una prueba definitiva). En el libro “Evolución: El mayor espectáculo sobre la tierra“, Richard Dawkins habla sobre algo parecido a lo que yo comento (domesticación de animales) pero usa el término “selección artificial” para hacer referencia al hecho de que es un proceso similar al de la evolución biológica natural pero guiado por la mano del hombre. No estoy de acuerdo con esto. Para mí es selección natural pura y dura. La selección natural es la que se ha producido históricamente y en la que una especie se adapta al entorno: a las condiciones climáticas, a la tasa de depredadores, a la cantidad de alimento del entorno, y también a las posibles simbiosis. Por ejemplo, podemos ver como los colibrís tienen el pico que tienen para poder acceder al néctar de determinadas flores. ¿Esto es selección artificial porque la planta le ha obligado a cambiar?. No debemos olvidar que somos un animal más y el hecho de que otra especie cambie porque nosotros consideramos más útil que sea así no deja de ser algo natural, lo mismo que ha pasado y pasa siempre entre seres vivos.

Bien, para terminar voy a centrarme en la empatía de los perros. Como animal de compañía puede resultar obvio que aquellos que fuesen capaces de empatizar más con los humanos serían conservados dentro del acervo, serían los que los hombres perderían su tiempo en cruzar y obtener descendencia y mejorarían genéticamente generación tras generación con este filtro. Hace unos años recuerdo que me interesé mucho por un hecho. Cuando a un perro le tiras un palo y te lo trae, el cerebro del perro segrega sustancias que le producen placer. Esto me parece asombroso. Objetivamente, el perro no obtiene un rédito por ello. No le sirve de alimento. No le sirve para procrear. Pero el perro disfruta jugando con el humano. Y, ¿por qué? Pues precisamente porque le fue -y le sigue siendo- muy útil indirectamente para su supervivencia, ya no individual, sino como especie, o apurando más y entrando de nuevo en el terreno pantanoso que tanto me gusta, como conjunto de genes. Los perros que se prestaban a jugar -porque en su material genético ponía que jugar les liberaba neurotransmisores agradables- eran los más apreciados por los humanos y, una vez más, los que tenían mas probabilidad de tener descendencia. Me parece fascinante.

Y por último, algo muy interesante, leí el otro día un artículo titulado ¿Por qué los perros sienten nuestro dolor?. En él se afirmaba que el hecho de detectar el malestar en un ser humano y acudir a reconfortarlo es una función cerebral de los perros. Y está claro que en multitud de ocasiones, cuando un humano llora, su perro acude, le lame, le apoya la cabeza cerca… Han desarrollado esa valiosa función por los mismos motivos que el resto de ellas. Diversos estudios han concluido que es el animal que más empatiza con el ser humano, incluso por encima del mismo humano. Deborah Custance, componente de uno de los últimos estudios llevado a cabo en el Departamento de Psicología de la universidad de London Goldsmiths, decía en Discovery News: “Creo que existen motivos para pensar que los perros podrían ser más sensibles a las emociones humanas que cualquier otra especie”. “Además” añadió, “aquellos perros que manifiestan una respuesta sensible a nuestros indicios emocionales podrían ser aquellos con más posibilidades de convertirse en mascotas y ser criados para tal fin”. El experimento consistió en fingir dolor y malestar delante de diferentes perros de diversas razas. El 90% acudió a dar consuelo al humano, fuese su dueño o no. De modo que concluyo este post con el tópico de que el perro es el mejor amigo del hombre. Sí, un amigo que hemos creado a medida.